Tomates verdes fritos


Portada

Portada

Según la contraportada del libro, este trata de:

Evelyn es un ama de casa que vive una existencia anodina. La mediocridad en la que está sumida sufrirá un inesperado giro cuando, en una visita a su suegra -que vive en una residencia de ancianos-, se tope con Ninny, una afable viejecita con una increíble facilidad para contar historias, para hacer qu la memoria del pasado se convierta en experincia viva.

Ninny evoca las vidas de Idgie y Ruth, dos mujeres que supieron vivir -y sufrir- la dureza de lso años de la Gran Depresión en Whistle Stop, un pueblo perdido del profundo sur norteamericano.

La historia de esas dos amigas se va desgranando, entre anécdotas intimistas, en medio de un lánguido paisaje en el que se mezclan, sin solución de continuidad, escenas sórdidas y bucólicas, una ternura indescriptible y la violencia y el racismo latentes en aquella sociedad. Hasta que llega el estallido final con un misterioso asesinato del qeu acusan a Idgie. Pero, por encima de todo, brilla la personalidad de las dos mujeres, su solidaridad y su decisión para hacer frente a un universo hostil. Dos auténticas heroínas de la vida cotidiana, qu la voz sabia de Ninny describe con gran sencillez.

Mi opinión no dista mucho. Destaco sobre todo la forma de narrarlo, mezclando presente con pasado. Lo que Ninny cuenta desde la residencia, pasa a ser explicado en prufundidad en las páginas siguientes desde el propio pasado. No se tarda nada en cogerle cariño a todos los personajes, en especial a la tierna y encantadora Ninny. Y da  mucha pena, o al menos a mi, leer lo duro que era ser de color en aquella época: no poder acceder a los mismos sitios que los demás, el desprecio, el odio, la pena, el KKK… Pero ser blanco y defenderlos tampoco era facil. ¡Cómo han cambiado las cosas, gracia a dios!

En gerenal es un libro que se lee rápidamente, y que una vez lo terminas te da penica. O por lo menos a mi me pasó.  Os recomiendo leerlo. ¡Os enamorará! Y para aquellos a los que no les gusta leer/les da pereza, hay la película, aunque no la he visto y no tengo ni idea de qué tal estará. Pero fijo que será peor que el libro, como siempre.

¡Saludos parrosos!

Anuncios

4 comentarios on “Tomates verdes fritos”

  1. miniskulljob dice:

    A mi me gusta leer, aunque soy muy especial con la temática porque sino me aburro xDD
    Lo que pasa es que nunca saco tiempo y cuando lo tengo siempre es antes de dormir y me quedo sopa con el libro en la cama xDDD
    Llevo 2 meses para leerme la segunda novela de Suzumiya… >_< Pero me voy a proponer terminarla en abril! ò_ó

    Un saludo!

  2. Nesfita dice:

    El tiempo se encuentra en cualquier lado! Ejemplos de dónde leo yo: bus/tren/metro, en la cola del super/banco etc, mientras espero a un amigo, en el retrete (sin comentarios eh), antes de dormir, mientras cocino…
    ¡Si buscas tiempo, lo encuentras! Ya te iré acosando para que termines haruhi 😛

  3. eter dice:

    A mi me parece algo irregular. Las partes ambientadas en los USA de la gran depresión y demás son maravillosas, tienen algo “mágico” que se encuentra en pocos libros. SIn embargo las de la época actual, con toda esa revolucion feminista ochentera, se me hicieron bastante pesadas.

  4. Virginia dice:

    Buenos días,

    Necesito ponerme en contacto contigo para comentar un post del año 2010.

    Rogaría me contestes vía email.

    Gracias y saludos cordiales,


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s